logo

RITUALES SEXUALES SAGRADOS
PDF Imprimir E-mail

Sexualidad en arcaicos rituales sagrados: orgías con bastones fálicos

 

<!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]-->Resumen: Desde la mas remota antigüedad, en las sociedades maternales en donde la mujer tenia

predominio, las mujeres practicaban actos sexuales sin varones en ritos orgiasticos sagrados para propiciar a la Madre Naturaleza, razon de la fuerte vinculacion femenina.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Consistian en: Orgias sagradas (masturbacion) tanto a solas como con compañeras, con la mano, con esculturas hermafroditas, o con bastones / baculos (hueso del pene que no poseen los varones, pero si todos los machos mamiferos).

 

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->


Sexualidad en arcaicos rituales sagrados: orgías con bastones fálicos Por Martín-Cano

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Uno de los campos en los que corrobora la exactitud de nuestra interpretación de la sexualidad de la mujer prehistórica, es el estudio de los rituales sagrados arcaicos, celebrados exclusivamente por mujeres hasta bien entrada la época histórica.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->En principio los rituales sagrados de las más arcaicas religiones mistéricas de todos los continentes, cuando aún estaba vigente la religión matriarcal agrícola sensual y vitalista, se caracterizaban por ser exaltadores de la voluptuosidad y la impudicia femenina. Y con ellos conminaban a la Diosa para que lloviera, o para que enviara los fenómenos que hacían madurar la cosecha, o les demandaban su protección en la sequía y en la enfermedad, o que les enviara el embarazo, o les exigían otros logros.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Los más arcaicos ritos en honor de la Diosa Madre eran:

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Orgías (masturbación) [la acepción propia del término «orgía» es ira, furor, desenfrenado. La palabra en época antigua definía los actos sexuales que practicaban exclusivamente mujeres, sin varones, tanto a solas como en actos lésbicos con compañeras. El término ha sido usado de forma incorrecta en muchos manuales de divulgación al referirse a ritos promiscuos. Y hoy día se sigue usando inexactamente para describir las uniones sexuales colectivas entre sujetos de ambos géneros, que deberían ser descritos de forma más precisa como «bacanales» (resumen de lo afirmado por los enciclopedistas de la E. U. I., Tomo 40, 1988: 361)].

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Otros eran ritos libertinos con animales (cunnilingus). En estos rituales las Sacerdotisas mediante el estímulo de su deseo como "sujetos" en busca de placer conminaban mágicamente a la Diosa de la Fertilidad a fin de que enviara ciertas gracias. O intentaban propiciar "sexualmente" la protección Divina contra ciertas desgracias o fenómenos maléficos. Y también verdaderos actos de bestialismo con carácter sagrado.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Después con la evolución de las creencias y el politeísmo, que dio entrada a las Divinidades masculinas y a los Sacerdotes, las mujeres realizaban actos sexuales sagrados con varones y entonces ambos, como representantes de la Pareja Divina, intentaban propiciarlos conjuntamente. Los ritos sagrados en los que participaban varones eran: hierogamias sacras y promiscuidad ritual / festiva / sagrada o bacanales.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Lo que evidencia que, antes de que las religiones patriarcales extendieran por la mayor parte de las culturas de occidente la represión de la sexualidad femenina y le quitara el derecho a ejercer rituales sagrados, contrariamente las religiones matriarcales, potenciaban la sexualidad femenina más que la masculina, sobre todo la de sus Sacerdotisas, las más arcaicas y únicas participantes en rituales religiosos.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Y muestras también de que, antes de que las Sacerdotisas fuesen castigadas con la muerte si rompían su voto de castidad, era precisamente y contrariamente la satisfacción sexual de sus desesos bisexualesl, el fundamento de los rituales de Fertilidad. [Robert Graves recoge el hecho histórico de que también las Vestales romanas habían practicado actos libidinosos sagrados en sus ritos en honor de la Diosa, antes de que Tarquino el Viejo en el siglo VI adne, dictase la ley que las obligaban a la virginidad (Husain, 1997: 104)].

Algunas esculturas fálicas heredadas desde el Paleolítico usadas en rituales

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Uno de los rituales que formaban parte de los Misterios de Fertilidad llevados a cabo por Sacerdotisas de la Diosa, desde el Paleolítico, consistía en llorar y masturbarse para hacer llover.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Estos cultos eran secretos, pero se sabe que las Sacerdotisas los siguieron celebrando hasta bien entrada la época histórica, porque fueron expiadas y sus rituales mistéricos llegaron a ser conocidos, siendo reprobados desde la ideología patriarcal y descalificados como: "Misterios sospechosos" (en los que) "se cometían cosas abominables." ..."Hay una frase muy notable del satírico y poeta romano Juvenal (60-140 a. C.), en la que expresa su desaprobación de lo que ocurría en uno de los cultos secretos de las mujeres:"..."«Nada se simula por juego, todo se hace en serio...»." (Campbell, 1992: 253).

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Las orgías automasturbatorias se llevarían a cabo tanto con la mano, como con esculturas fálicas sostenidas con las manos, y las orgías lésbicas, además con esculturas con agujeros para ser atadas a la cadera. Nos basamos para afirmarlo, en hallazgos arqueológicos que lo evidencian y en el hecho de que existen gran cantidad de esculturas fálicas de pequeñas dimensiones que fueron talladas desde el Paleolítico. Muchos de estos símbolos fálicos, junto con dildos / consoladores / falos, eran llevados en cestas o ceñidos a la cadera por Falóforas en las ceremonias religiosas Mistéricas de tiempos históricos mientras danzaban en procesiones en honor de Diosas (similares a las llamadas Faloforias en cierta región de Grecia y en otras regiones: Isíacas, Saceas, Afrodisias, Efesias, Artemisias, Frigias, Latonias, Délicas, Dictinas, Bendideyas, Damias, Dictineas, Caneforias, Falloforias, Coliades, Coreyas, Cariteias, Hecatesias, Mayumas, Cotitias, Floralias, Cereales, Aquelarres / Noches de Walpurgis).

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Y lo más lógico es pensar que serían usadas en los rituales secretos posteriores, aunque por la "obscenidad" del rito gran parte de los historiadores prudentes y pudibundos no se hayan atrevido a explicitarlo. Expone Campbell (1991, 31): (aunque) "... arqueólogos extraordinariamente bien cualificados simulen que no pueden imaginar qué servicios podían haber prestado... sabemos bien qué servicios prestaban tales imágenes en los períodos inmediatamente posteriores."

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->También Frade coincide en la idea de que, en las orgías sagradas que serían celebradas desde el Paleolítico, las Sacerdotisas usarían las esculturas impúdicas. Afirma en (1996: 14): "De hecho, la masturbación (femenina) está ampliamente documentada como ritual religioso en textos sumerios y del antiguo Egipto..." ... "... en algunos casos, como el de los «bastones» fálicos de Dolní Vestonice y otros numerosos yacimientos, la similitud de forma y tamaño con los vibradores modernos es tan asombrosa «que sería poco sincero eludir la interpretación más simple y obvia», dice Taylor."

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Ilustramos a continuación más de un centenar de dibujos de esculturas de figuras femeninas de apariencia fálica, realizadas por nuestras ancestras del Paleolítico, del Neolítico y de diversas culturas primitivas de diversas regiones del universo. Por su tamaño se podría deducir que serían usadas para la autoestimulación de los genitales femeninos en rituales orgiásticos y las que tienen agujero, es obvio que se puede deducir qur servían para ser atadas a la cadera en actos lésbicos. Muchas de las paleolíticas están tallados en cuernos de animales o en otros tipos de huesos y unas pocas son de calcita, mientras que las neolíticas son de barro cocido.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->

Cuadro 1. Esculturas hermafroditas paleolíticas que servirían en ritos orgiásticos mágicos (para hacer llover, quedar embarazadas, o para desvirgarse).

Figuras 1 a 3: alemanas; 4 a 6: francesas; 7 y 8: checas; 9 a 12: italianas; 13 a 16: rusas

 

 

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->

Cuadro 2. Bastones fálicos /Báculos / Cuernos de animales tallados en formas fálicas y perforados que usarían mujeres en ritos orgiásticos mágicos lésbicos.

De Francia: Figuras 1 a 4: con cabezas de pato, con vulva y entrepiernas femenina, ave y ciervo de Le Placard, Charente, 5: decorado con serpientes, salmón y pareja de focas de la Cueva de Montgaudier, 6: con doble falo decorado con líneas en zigzag de Gorge d'Enfer, Dordoña (hemos completado la rotura). De España: 7: con cabeza de cierva de la Cova del Volcán del Faro, Cullera, Valencia, 8: con cabeza de ave de la Cueva Tito Bustillo, Ribadesella, Asturias (hemos imaginado lo que le falta), 9: decorado con dos cabezas de équidos (uno con lágrimas) y a la vez forma externa de cabeza de équido muy alargada de El Pendo, Puente Viesgo, Santander, Cantabria, 10: decorado con ciervo de la Cueva del Castillo, Puente Viesgo, Santander, Cantabria. De La República de Ucrania: 11: bastón fálico decorado con figura femenina de Molodova

 

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Cuadro 3. Esculturas hermafroditas neolíticas europeas (para ser usadas con la mano en actos masturbatorios a solas u homosexuales, Ídolos llamados en Grecia "orgías") Figuras 1 a 3: yugoslavas; 3 a 8: búlgaras; 9: alemana; 10: de Hungría; 11 y 12: francesas; 13 a 16: italianas; 17 y 18: de Cerdeña; 19 a 23: rusas; 24 y 25: griegas; 26 y 27: de Gran Bretaña; 29 a 32: íberas

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Cuadro 4. Esculturas hermafroditas neolíticas y primitivas Figuras 1 a 12: egipcias y africanas; 13 a 17: de Elam; 18 y 19: de Anatolia; 20 y 21: de Las Cicladas; 22 y 23: de Creta; 24 a 27: de Chipre; 28 a 32: de Canaán; 33: de Mesopotamia; 34: de islas Célebes; 35: del pueblo Assan de La India; 36: Turkmenistán; 37 y 38: de México; 39 y 40: de Brasil; 41: de Ecuador; 42 y 43: de Oceanía

 

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Cuadro 5: Cuernos, costillas, bastoncillos, huesos... fálicos de sección circular, decorados con líneas o con figuras femeninas, algunos en las manos de figuras artísticas de mujeres. Serían usados por mujeres como ¿arado y/o como báculo: hueso del pene en orgía sagrada?

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Y en el Cuadro 5, mostramos obras de arte prehistóricas de: Mujer de Laussel y otra de Libia que portan en las manos un cuerno (uno, decorado con dibujos y otro, curvo). Y a continuación unos dibujos de objetos alargados como báculos "hueso del pene", decorados con dibujos: una costilla de El Pendo, España, un hueso hallado en Ishango, África, un bastoncillo con glande, realizado en calcita, de Pavlov, Checoslovaquia, y un cuerno de mamut como bastón fálico, decorado con la famosa «mujer esquemática» de Predmost, Checoslovaquia, con grandes mamas y cabeza triangular.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->En cualquier caso, tales objetos en manos femeninas, reflejarían el momento en que iban a ser usados bien como arado, bien como báculo / utensilio fálico en orgía sagrada con carácter mágico. Evidencia este doble uso del cuerno, como arado y como báculo orgiástico, porque existe la metáfora, que pervivió hasta época histórica, de que el instrumento de labranza, araba metafóricamente la vulva femenina. (E igual que las tareas agrícolas pasaron de manos femeninas a manos masculinas, también el arado pasó a ser una evocación del falo masculino. Y cuando nos encontramos en la literatura griega a un varón que expresa: «estoy deseando arar mis campos», se refiere ya a realizar el acto heterosexual en sus posesiones "su esposa dependiente").

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Ofrecemos algunas esculturas arcaicas de mujeres masturbándose, con la mano o con falo, o con falo en la mano, para posible uso orgiástiaco.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->(La figura de La India está representada con abundante líquido expulsado a chorros por la uretra, con ocasión del orgasmo acompañado del denominado squirt “eyaculación femenina”, secretado por las glándulas parauretrales, y que la mayoría de las occidentales contemporáneas desconocemos al habérsenos atrofiado las glándulas parauretrales o de Skene).

Algunas representaciones arcaicas femeninas, de todo el universo, masturbándose con la mano y con falos

<!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]-->

<!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]-->

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->

Mujeres ponían los temidos cuernos de Amaltea a los varones

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->También estas esculturas de mujeres con cuernos, y los objetos tallados en cuernos usados como consoladores, mostrarían el antiquísimo origen (30.000 años) de la expresión de que "las mujeres ponen los cuernos a los varones" / "ponían los temidos cuernos de Amaltea a los varones", que en principio aludiría al hecho de que nuestras ancestras en la Prehistoria preferían recurrir a la autoestimulación con falos artificiales hechos con cuernos de animales antes de hacer el amor con varones.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Muy posteriormente, en época patriarcal pasó a significar que la casada era infiel a su esposo / hacía el amor con el pene-cuerno de una pareja extramarital.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Nuestro razonamiento se basaría en la idea de que nuestras «insaciables» ancestras bisexuales recurrían a consoladores fálicos / báculos / cuernos y por tanto los sustituían por cuernos para conseguir el orgasmo:

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->- Y bien los usaban tanto para masturbarse a solas o entre compañeras porque se quedaban insatisfechas tras copular con un compañero que perdía la erección un minuto después de la penetración, y que le mostraba que no le preocupaba lo más mínimo si ella satisfacía o no sus necesidades orgásmicas.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->- O bien recurrían a los consoladores de cuernos tras descubrir (lo que hoy sabemos) que realmente tenían (y seguimos teniendo) una verdadera incapacidad funcional para alcanzar el orgasmo mediante la estimulación vaginal del pene en la relación heterosexual. Con el cuerno podían autoestimularse y dejarse estimular por otra compañera de género, el verdadero órgano que sabían les iba a llevar a conseguir el climax: el órgano femenil que sólo tiene la función de dar placer: el clítoris.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Hoy día podría usarse la expresión: las mujeres ponen los plásticos a los varones cuando se masturban y prescinden de las relaciones heterosexuales, ya que algunas recurren a los consoladores de este material.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->[Las orgías colectivas consistirían tanto en la automasturbación, con la mano o con los falos, como la estimulación de los genitales entre compañeras.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->La sexualidad en grupo tendría una función aún más importante que la de esperar una respuesta mágica: estrechar los lazos entre mujeres en sociedades maternales cuando la vinculación horizontal era la fuente de su poder.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Nuestra presunción se basa en el hecho de que entre hembras adultas de bonobas (cuya conducta sexual da idea de la de nuestras remotas antepasadas prehomínidas), el sexo es una estrategia para establecer fuertes vínculos y cohesión dentro del grupo y como eficaz lenitivo de conflictos. Precisamente el poder de dominio de las hembras en la comunidad bonobo frente a los machos se funda en su asociación a través del contacto sexual y del acicalamiento. "Puesto que las hembras parecen dominar mejor a los machos cuando están juntas que yendo por su cuenta, su asociación estrecha y su fregamiento genital frecuente puede representar una alianza." (De Waal, 2003: 80). Gracias a la fuerte unión de las adultas, no se dejan intimidar por ningún macho y si alguno lo intenta, todas se agrupan para ahuyentarlo.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->En la sociedad humana, mientras estuvo exclusivamente en manos femeninas los rituales de la religión sensual a la Diosa (durante los últimos 40.000 años de la Prehistoria antes de la Edad del Bronce), que alentaba la sexualidad femenina y el contacto orgiástico entre mujeres, no se dejaron avasallar por los varones. Entonces permanecían fuertemente unidas por las ventajas que les reportaba el poder presentar un frente unido en caso de necesitarlo.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Con la formación de la pareja varón-mujer y el alejamiento femenino de las funciones religiosas en la Edad del Bronce, las mujeres se separaron y perdieron los lazos que las unían con sus compañeras, con lo que se imposibilitaron contactar y participar en las fiestas sagradas como antaño. Su aislamiento les hizo fracasar en la defensa de sus derechos y perdieron la posibilidad de unirse, establecer contactos orgiásticos y alianzas en el futuro para recuperar su antiguo ascendiente.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Mientras en las sociedades de transición (como la griega) se alentaron los contactos homosexuales entre varones, sobre todo la pederastia, lo que les permitió crear fuertes vínculos y les proporcionó la posibilidad de aliarse frente al poder femenino. Gracias a ello, y a otros factores, consiguieron vencer y reprimir la sexualidad femenina. Y las mujeres aisladas, tuvieron que enfrentarse solas a las prohibiciones o leyes que a los intereses del dominio patriarcal interesaba, y dada su indefensión y soledad, les lograron imponer.

<!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]-->

Sacerdotisas boyeras encima de buey o conduciendo carros antes de orgía / acto lésbico entre boyeras en honor de Diosa para propiciar Fertilidad / lluvia de campos labrados y sembrados de hace unos 3.000 años. Primera, de Etruria. Segunda, Sacerdotisa Cidipa como boyera de carro (tirado por sus hijos al no haber bueyes) de Grecia. Tercera, Sacerdotisa de la Diosa Sena como boyera sobre Diosa Galia muerta / semilla sembrada, antes de orgía en moneda de los vénetos, Galia

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->El término de boyera, sinónimo de lesbiana, tendría su origen en las boyeras, Sacerdotisas que celebraban ceremonias de Fertilidad consistentes en recorrer los campos arados y sembrados, montando bueyes (del latín bos, bovis) o conduciendo carros de bueyes, seguidos de orgías sagradas / masturbaciones colectivas entre boyeras para propiciar mágicamente que la Diosa agrícola asegurara la Fertilidad de la semilla con la lluvia. Por lo que el término de boyera pasó a definir a quienes realizan actos lésbicos paganos, aunque en castellano perdió su significado original al ser escrito con diferente grafía, como bollera].

Algunas Sacerdotisas que participaban en ritos orgiásticos de fiestas mistéricas

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Sabemos que diferentes tipos de Sacerdotisas, de numerosas religiones agrícolas, de principios de tiempos históricos, participaban en ritos orgiásticos nocturnos. Primero, bailaban frenéticamente a la vista de los fieles en las procesiones que formaban parte de los Misterios de Fertilidad agrícola de diferentes Diosas, con falos atados a las caderas o en canastos encima de la cabeza. Después, celebraban las orgías lejos de la vista de los no iniciados, en cavernas, montes o Templos. La finalidad de las orgías era convencer a las Diosas de la Agricultura y del Amor (Hermafrodita) que enviase la lluvia y resucitase a su paredro muerto y castrado (asociado a la semilla enterrada): su hijo, hija, hermano-esposo o amante.

Cuadro 5

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->

Falófora en danza lasciva con falo artificial ceñido a la cadera, en una fiesta de carácter agrícola (antes de la orgía) rodeada de otras mujeres de diferentes edades, Ubanghi-Chari, República Democrática del Congo Zaire, África, siglo XX (Fotografía de Fourier)

<!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]--> <!--[if !vml]--><!--[endif]-->

Mostramos cómo serían atados a la cadera, los bastones con agujeros paleolíticos.

Serían usados como falos, en ceremoniales orgiásticos (de manera semejante a cómo lo llevaba la mujer primitiva hace unos 30 años

(Lo que evidencia que se conservó el ritual orgiástico ¡32.000 años!)

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Estos rituales con falos, en época de la siembra, se celebraban de forma similar en muchas regiones, según nos informan diferentes fuentes desde hace al menos 4.000 años y se extendieron a todos los rincones del universo. Y han permanecido similares en festivales agrarios primitivos hasta hace poco, según se puede ver en foto africana del Cuadro 5 (de hace unos 30 años). Ilustra a una Falófora en un rito agrícola celebrado en honor de la Diosa Maramba o de Mebeli, de la colonia Ubanghi-Chari (frente a Bazainville en el puesto militar de Mobaya Bubú Dagha, antiguo Congo Francés).

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Algunas Sacerdotisas que en fiestas de Diosas bailaban con falos ceñidos a la cadera y después celebraban orgías, eran: las Isíacas egipcias, las Ciniradas y Heteras de Pafos, las Crétidas y Dicteríadas de Creta, las Delíadas de Delos, las Saces babilónicas, las Basáridas / Eleleidas y las Clodonas de Tracia. Además jóvenes de Frigia, de Canaán y de Samos; las Canéforas, las Falóforas, las Cordasianas, las Colias, las Damiatrix, las Hilarodas y las Coras griegas; las Dicteríadas danzaban en el Templo Dicterión de Atenas, las Edónidas en el monte Edón de Edónida, las Mimalonas en el monte Mimas y otras Sacerdotisas en la montaña Taygete; las Médicas Esfragítidas en el Templo Sphragidium y las Bacantes en el monte Citerón cada tres años y en el Parnaso cada dos; las Citeríadas danzaban desnudas y coronadas de rosas al son de liras délicas y crótalos en la isla Citera; las Cariátides bailaban el caryatis portando el cálatos de mimbre (en donde llevaban el falo) en el bosque de nogales de Caria, Laconia. En Sicilia eran las Baptas las que bailaban en el Templo Cotytteión (con la evolución patriarcal los Baptos invirtieron el rito y alejaban a las mujeres de las fiestas, y eran ellos travestidos los que participaban en exclusiva en el ritual). En Roma las Meliastas bailaban en la fuente Meliastas con enormes falos cubiertos de flores y cantaban canciones obscenas en versos fescennios.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Y practicaban orgías en las fiestas mistéricas: en las "Isíacas" de Isis; en las "Saceas" de Anahita o de Militta; en las "Afrodisias" de Afrodita Pafia; en las "Efesias" y en las "Artemisias" de Artemisa Efesia (con ellas nació la poesía licenciosa, el verso y la danza jónica); también en las "Frigias" de Cibeles Frigia (tras bailar con espadas y flechas y cantar himnos "al modo Frigio" lleno de fuego al son de atabales y címbalos); en las "Latonias" y en las "Délicas" de Latona y Artemisa Delia; en las "Dictinas" de la Diosa Dictina (además lanzaban dicterios "insultos"); en las fiestas de la Diosa Astarot; en las "Bendideyas" de Bendis; y en otras fiestas de Anahita, Rea, Atargatis y Afrodita Tanaide en Templos del Ponto; en las "Damias" de la Diosa Damia; en las "Dictineas" de Artemisa Dictinea; en las "Caneforias" y en las "Falloforias" de las Diosas Afrodita, Atenea, Cibeles, Isis o Demeter; en las "Coliades" de Afrodita Colias (y cantaban versos coliámbicos); en fiestas de la Diosa Artemisa Cordax (tras bailar de forma obscena el cordacio); en las fiestas de Atenea Polias (tras las Herseforias llevarles los objetos secretos en cestitas que dejaban junto a la entrada de la cueva); en las "Coreyas" de Cora; en las "Cariteias" de Artemisa Cariatis; otras mujeres participaban en orgías en las "Hecatesias" de Hécate, en las "Mayumas de Maya y en fiestas de Rhea y Afrodita Citera; en las "Cotitias" de la Diosa Cotito. Las romanas se entregaban a las orgías en las fiestas de Venus Melainis, en las "Floralias" de Flora y en las "Cereales" de Ceres; las Hechiceras germanas en los "Aquelarres" / "Noches de Walpurgis" de la Diosa Walpurga y en Iberia en honor de Afrodita y Artemisa. "Cuando Estrabón escribe que el culto de Artemis Efesia se celebraba en la Península con el mismo ritual que en la metrópoli, probablemente alude a las danzas, muchas de ellas de carácter obsceno, que existían en todos los santuarios de las diosas de la fecundidad: Esparta, Elis, Corfú, Magna Grecia, Sicilia, etc...." (Blázquez, 1975: 38).

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->

Cuadro 6

Dionisiada con falo artificial ceñido a la cadera, en danza lasciva, durante las Dionisiadas campestres (antes de la orgía), en cerámica de figuras rojas, siglo V adne, Museo Arqueológico de Corinto

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->También las Dionisiadas de Dionisio / Dióniso bailaban con falos atados a las caderas (Cuadro 6) en las "Dionisiacas" campestres y en la procesión Phalephora de Atenas, falos con los que después se entregarían a la orgía sagrada (se celebraba en honor de una Divinidad masculina el mismo ritual que anteriormente se practicaba exclusivamente en honor de Diosas Hermafroditas).

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->(Estos ritos orgiásticos femeninos fueron prohibidos en diversas regiones y culturas en épocas avanzadas del patriarcado. Por ejemplo, en Tebas las abolió Diagondas castigando con pena de muerte a las mujeres que las siguieran practicando en sus ritos nocturnos. Y el Senado romano, amparado en severas leyes, ejecutó a varios miles de mujeres y Ménades que las celebraban en honor de Dionisio).

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->En otras regiones, igualmente, las mujeres han estado celebrando similares orgías sagradas en sus fiestas en honor de Diosas hasta hace poco: en Brasil en las fiestas de la Diosa Yemangia; en la isla de Santo Domingo / La Española / Haití. las Mambos del vudú ejecutaban las orgías en honor de la Diosa Erzulie; en la isla Mindanao de Filipinas, las Sacerdotisas Bailanas de tribus Mandayas culminaban con orgías la ceremonia "Bilitic" de la Diosa Divata, tras cantar y bailar al son de tambores vestidas de rojo con collares de vidrio y oro y cascabeles en cintura; en la isla de Taiwán, ex-Formosa, eran las Juibas y las Inibs las que, desnudas, realizaban los actos obscenos y orgiásticos subidas al tejado de los Templos.

Ritos para hacer llover: analogía entre la Madre Naturaleza y la vida sexual femenina: de sus vaginas fluyen líquidos

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Los mitos y ritos arcaicos parten de la creencia en la analogía establecida entre la Naturaleza y la vida sexual femenina, tras identificar que ambas tienen las misma funciones con respecto a dar la vida: Generadora y Nutricia. Simplemente al observar meticulosamente la Madre Naturaleza, a la que creían se hallaba al frente del mundo, desde la premisa de que era un organismo vivo femenino, surgieron todas las metáforas.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Y así los más arcaicos rituales religiosos estaban basados en la analogía entre la Fertilidad de la mujer y la de la Madre Naturaleza, junto con la creencia de que mediante ciertos ritos mágicos se podría intervenir en el curso de las fenómenos, considerando que su aparición era responsabilidad de la Diosa. Con los ritos mágicos insistían, con diferentes tipos de metáforas, en las respuestas que deseaban despertar en la Diosa: para que enviara el fenómeno de la lluvia; o para que los protegiera de la helada que destruiría los brotes; o le exigían que la canícula no fuese tan devoradoraÉ, en una época en que se había dado la explicación compleja de que la Diosa enviaba los diferentes fenómenos: lluvias, heladas, canícula cuando adoptaba sus múltiples máscaras. Es decir que la Madre Naturaleza (se creía) tenía múltiples facetas / personificaba múltiples constelaciones o signos y, coincidentes con determinadas posiciones de las mismas, enviaba ciertos fenómenos.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->En los diferentes rituales agrícolas para hacer llover tras las siembras, había varias ideas metafóricas implícitas: esperarían que sus palabras hirientes, recitadas en las Comedias o mientras bailaban imitando las contracciones y retorcimientos del trabajo del parto, o con las armas que clavaban a los animales pintados o a los animales reales, fueran como "flechas que hirieran a la Diosa Madre" y por magia mimética rompiera la bolsa de aguas de su matriz y fluyese líquido por su vagina. Con sus lágrimas esperaban igual efecto. Y con sus bailes frenéticos también sabían que acompañaban y ayudaban mágicamente a la Diosa Madre en su desgarramiento del parto, para que soltara líquido de su útero.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Estos rituales estaban inspirados en determinadas máscaras de la Madre Naturaleza (como personificaciones de constelaciones que desaparecían y aparecían, coincidentes con las cuales la lluvia aparecía estadísticamente) antes de la primavera.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Por lo que las mujeres, que eran expertas conocedoras del calendario y de la astronomía y que habían observado tales coincidencias, llevaban a cabo sus rituales de provocación de este fenómeno, cuando sabían estadísticamente que era el momento en que la Diosa les iba a echar cuenta.

Cuadro 7

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->

Figura 1: Escultura de Indonesia de Sacerdotisa Bilian masturbándose para que su vagina derrame líquido y de forma mágica la Diosa del Amor envíe la lluvia (¡y con lengua fuera!)

2 y 3: Figura antropozoomorfa embarazada y bisonta (faceta animalística de la Diosa: signo de la Gran Vaca) con flecha clavada (otra faceta de la Diosa: signo de Flecha) (¡y con lengua fuera!), pintura de Les Trois Frères con torrentes de agua saliendo de sus entrañas y en pintura de Lascaux con bolsa matricial rota. Ambas como reflejo del mito que explicaba la lluvia: la Diosa era su responsable y la enviaba al morir embarazada a causa de una flecha (que le entraba en el corazón, idea metafórica que definía forma que incluía las posaderas y la vagina)

4: Vagina-corazón (imagen del sexo: arriba las posaderas, abajo el monte de Venus, en medio la vagina) del que surgen gotas penetrado por escultura fálica, como dulce flecha alada (órganos masculinos) hacia al punto de tiro. Reproducción sintética del ritual masturbatorio con falo entrando en la vagina de la que surge líquido lubricador. Idea reproducida por analogía en forma de corazón herido por flecha de amor: Sagittae Veneris / Flecha de Venus (traspasado luego a Eros, hijo de la Diosa del Amor)

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Con sus lloros o su masturbación, bien con las manos (Cuadro 7, Figura 1) o con esculturas antropomorfas femeninas que tenían forma de flecha / falo (Figura 4) extendían la analogía mágica de la flecha / falo que penetraba en la vagina de la oficiante y la hacía segregar líquido, a la Vagina de la Madre Naturaleza, para que por magia mimética segregase líquido / agua de lluvia, cuando el signo de la Flecha hiciese su aparición.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->[El acto mágico de introducir una escultura fálica como si fuera un dardo en el "corazón" vulval de una mujer, fue reproducido en términos metafóricos y convertida en un motivo analógico de una flecha de amor tirado por Eros que entraba y hería un corazón al traspasarlo con fuerza (Figura 4)].

Probable causa de la revolución patriarcal: la actitud femenina intransigente de no promover el placer masculino

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Existe una serie de mitos de pueblos primitivos de Grecia, América, Australia, ÁfricaÉ que cuentan el tiempo lejano en el que las mujeres eran dominantes y ejercieron el poder antes de ser castigadas. Consideran que la causa que provocó la reacción patriarcal fue porque perdían excesivo tiempo tocando instrumentos musicales.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->A nuestro parecer, estarían reflejando de forma metafórica, el verdadero fundamento para el hecho histórico de que las mujeres abusaron de la paciencia masculina, al preferir satisfacer sus sexualidad preferentemente en las orgías lésbicas.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Con ello se justifican los varones para arrebatarles el poder, ya que consideran que las mujeres no lo supieron manejar cuando lo tuvieron en sus manos, o porque tuvieron una conducta moral inapropiada.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->En cuanto a la primera excusa de que no lo supieron manejar, concretizaría el reproche masculino a que no cumplieran con la obligación y el derecho de dar placer a los varones, ya que las acusa de preferir tocar instrumentos musicales, cosa que hacían en sus orgías secretas, que sabemos que eran lésbicas.

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->Y en cuanto a que les arrebataron el poder, justificándose en que tuvieron una conducta moral inapropiada, aludiría a que los varones descubrieron, tras espiarlas, que realizaban actos lésbicos (lo que les debió parecer abominable, igual parecer tuvieron los griegos cuando lo descubrieron hace 3,000 años, según citaba Juvenal). Así que las castigaron y les arrebataron el poder, para que no perdieran nunca más el tiempo en tocar instrumentos musicales, es decir en proporcionarse placer sin ellos en sus orgías, en las que cantaban, bailaban frenéticamente al son de tambores, cítaras, flautas, liras, díndimas, auras.... decían groserías, usaban utensilios fálicos, etc.