logo

ME DESVIRGUE CON MI MAESTRA
PDF Imprimir E-mail

Todo comenzo cuando yo cursaba el 2 año de prepa, era muy buen alumno en todo sacaba 10, de pronto la maestra que nos impartia biologia se enfermo y ya no volveria a trabajar por que era una enfermedad muy riesgosa, en su sustitucion entro una maestra joven de 24 años que estaba del todo bien por cierto era muy seria, pero se notaba que era bien caliente, llevaba minifaldas que al caminar pegaban con sus nalgitas bien torneadas,y un pecho estupendamente parado lo cual a nosotros nos paraba pero otra cosa.

Pero llego la hora de los examenes yo por supuesto que exente y me tocaba revisar los examenes junto con la profe, bueno ella me cito en su casa para que le ayudase con la revisada y asi comprar una pizza que se yo mientras revisabamos.

Yo estaba muy emocionado por que la profe estaba bien buena y el hecho de estar solo con ella me exitaba, asi que fui al baño y me masturbe antes de venirme, me compre un cambio nuevo, me rocie de perfume que mi mama tenia pues ella vende perfumes, le pedi el cohe a mi mama, el cual lave y decidi venirme como eso de las 6 de la tarde.

Toque el timbre y salio ella con un short de licra el cual resaltaba su gran concha, me exite de nuevo y no me podia contener me dijo

-como estas precioso

-bien gracias, conteste

-pense que no vendrias

-es que tuve que hacer unos mandados

-pasa, me dijo

-gracias

-sientate en la sala voy por los examenes los cuales ya adelante para tener mas tiempo de platicar, me dijo.

Su casa era muy acojedora la sala estaba casi a la mitad de la casa lo cual era imposible ver para fuera, yo sabia que tenia novio, pero no me importo de todas maneras eramos simplemente
estudiante y maestra.


trajo los examenes los cuales eran de 3 grupos se sento y me dijo

-oye y no tienes novia

-no tengo suerte

-como un chico tan guapo, no tiene suerte

-tu crees.

- nunca has estado con una mujer

-no

-eres virgen.- me pregunto

-me puse rojo de pena, entre risa y enojo conteste, - si soy virgen.

-orale

Bueno estos son los examenes me dijo se levanto y me pregunto que si queria algo de tomar, y me trajo un refresco, se sento a un lado de mi y me empezo a soplar el oido, pronto comenzo a lamber mi oreja, haciendo eso metio su mano en mi entre pierna lo cual yo sin decir nada me voltee y sus labios pegaron con mis labios , duramos un rato besandonos y me dijo ven vamos a mi habitacion, esta bien dije yo , nos fuimos abrazados yo tenia sus nalgas en mis manos, le quite la playera y ella hizo lo propio con mi camisa, ya en la camale quite le brasier que tenian unas grandes pelotas que querian votar en mi pecho, le quite le short y hice lo propio con mi pantalon. no podia crerlo iva a tener relaciones con mi maestra,
- para ser virgen no estas nervioso, me dijo.

Yo para nada le dije, ahí estaba acostada con sus piernas abiertas esperando ser penetradas por mi, que por cierto tenia un panochon, empeze a metersela lentamente ella gritaba de placer lo cual me exitaba aun mas, senti como grito en emocion y nos vemimos los dos en un orgasmo espectacular, me recoste y me dijo
- que rico estas papito.
- tu tambien mi amor, le dije

Me empezo a acariciar, lo cual me volvio a exitar dando asi otra ereccion me dijo ya por ahí no ya sabes como se siente por aca me dijo poniendose en el filo de la cama con las rodillas boca abajo, abri sus preciosas nalgas y ahí estaba su precioso culito que estaba esperando ser penetrado por mi verga empeze a meterle un dedo luego dos y asi hasta que llegue a meterle 4 dedos y ya con el culo dilatado comenze a hacer el acto con mi verga le meti la cabeza lo cual sentia que me iva a explotar ella con un movimiento estupendo adelante , atrás me facilito la penetracion ya con mi verga metida hasta el fondo senti como su culito me succionaba mas y mas lo cual a mi me agradaba no te vengas en mi culo m dijo quiero sentir tu leche en mi boca, esta bien le dije de pronto senti como mi orgasmo se venia la saque y ella pego un grito dando asi tambien su orgasmo la manche de mi lechita en su boca sus mejillas y en su grandes tetas llegando hasta el ombligo, me sentia muy cansado era mi primera relacion y habia sido de lo mas fenomenal,

-papito, cuando vas a regresar, me dijo.

-cuando tu quieras le conteste , poniendome la ropa

-que te parece la otra semana, y te tendre una sorpresa

- esta bien, aquí estare, cerrando la puerta de su habitacion

Sali de la casa corriendo por que estaba feliz habia culiado por primera vez y lo hice con una profesional que sabia moverse, la otra semana le tendre la segunda parte de esta historia la cual terminara en una orgia.

 

 

ESOS NERVIOS

 

Esto que voy a relatar ocurrió hace poco tiempo, mi nombre es Braulio y les relataré un poco sobre una de las experiencias mas deliciosas que he tenido ... por favor disculpen las faltas de ortografía ...

Soy de San Luis Potosí y sucede que un sábado vino mi amiga Paulina de la ciudad de México a visitarme, pasamos un esplendido día. Ya llegada la noche mi amiga se quedó en mi casa para irse en la madrugada del domingo. Ya en mi casa, Paulina me dice que quiere ir a bailar y nimodo de decirle que no, según yo me arreglé y nos salimos ya que íbamos en el camino, me dice que no quiere ir a bailar ... me dice que quiere hacer el amor!!!!! Valla que me puse nervioso ... pero bueno, es visita y hay que consentirla, verdad?? :), bueno, enseguida que me dijo fuimos a un supermercado a comprar unas cervezas y condones desde luego.

Nos metimos a un motel muy tranquilo ... yo estaba bastante nervioso pues era mi primera vez. Y bueno, para que hecer mas largo el relato, nos quitamos la ropa, nos metimos a bañar en la regadera (no había tina) y abrazándonos y besándonos dejamos que cayera el agua sobre nuestros excitados cuerpos, en el motel había jabones muy chiquitos, asi que cuando empece a enjabonarle su cuerpo a mi amiga, me coloque atras de ella y pude sentir su hermosa piel, empecé a besarle todo el cuerpo, desde sus hombros, la recorrí besándole su espaldita tan femenina, sus nalguitas, despues la volteé, ella quedo abierta de piernas hacia mi y comencé a besarle sus pechos, no me quede con las ganas de chuparle sus duros y erectos pezones, le besé los senos, mientras me hincaba ante ella, le besaba todo lo que podía, me gusto mucho besarle su abdomen tan suave, con mi lengua recorrí desde la boca de su estómago hasta su ombligo, comencé a besarle su vientre, lentamente hacia abajo hasta llegar a su vello púbico, empecé a besar al rededor de esa zona, arriba, a los lados, mientras ella me decía que lo hacía deliciosamente.

Me incliné un poco mas para enjabonarle su trasero, su lindo vello pubico y desde luego su vagina sintiendo un delicioso pero extraño calor en su rajita, guau!!! que agradable sensacion se sentía ahi dentro de esa vagina, se sentían unos pliegues de piel bastante mojados y su clítoris tan mojado, se sentía como un botoncito en el que cuando yo jugaba mi amiga restregaba su vagina sobre mi mano pidiendo mas y mas, era delicioso, después (pura curiosidad debo reconocerlo) quise probar sus tibios jugos que salían de su DELICIOSA vagina, que rico sabor!!!, quise probar mas y mas, yo chupaba, lamía, buscaba donde meter mas mi lengua, jugaba con ese botoncito, lo chupaba, le daba de lenguetazos, lo besaba, en fin, era encantadora la senzacion de su tibia y mojada vagina en mi lengua, yo masajeaba su clítoris, la penetraba con mi lengua, mis labios se comían, besaban, chupaban sus deliciosos labios vaginales mientras ella segregaba un abundante jugo, valla que disfruté esa combinación de sensaciones en esa tibia vagina, iban desde un rico olor, un delicioso sabor hasta una suave vagina que se movía de la manera mas provocativa y excitada, sobre todo cuando yo metía y sacaba repetidamente 2 de mis dedos a esa calida vagina, mientras chupaba yo ese rico clítoris, valla que me encantó ver a mi amiga Paulina tan exitada, y yo pues encantado, seguimos con esas grandes dosis de placer hasta que ella tuvo un gran orgasmo, me separó de su cuerpecito y me pidio que la dejara descansar un rato, debo reconocer que yo tambien me cansé, pero en ese momento era mas mi exitación y mis deseos de hacerle el sexo oral de nuevo que ni sentía el canzancio.

Despues de bañarnos fuimos a la cama a hacer el amor, la verdad es que yo estaba tan excitado que cuando me puse el condon casi eyaculo, me esperé tantito a acostumbrarme a la sensación, en lo que ese lapso de tiempo pasaba Paulina estaba ya esperandome con sus piernas abiertas y con su deliciosa vagina expuesta, invitandome a que la penetrara, me fuí sobre ella dandole besos en su boca mientras que mi pene erecto completamente buscaba el lugar donde unos instantes antes estaba mi lengua, a pesar del condón yo sentía en mi pene el calor de la vagina de mi amiga, guiado por eso mismo encontré una cueva donde cabía perfectamente mi miembro a pesar de lo hinchado y grande que lo sentía ... de hecho no se si sea muy grande, erecto me mide 17 cm ... empecé a meterlo y sacarlo, meterlo y sacarlo, era delicioso!!! ... yo sentía que sus piernas me estorbaban asi que le abrí mas las piernas para poder embestirla con mas libertad, yo seguía con mi rutina de meterle y sacarle mi pene erecto y bastante duro, mientras ella me abrazaba con sus piernas yo seguía empujando hacia adentro mientras al mismo tiempo que yo describía pequeños círculos con mi cadera, que me imagino que también se describían círculos con mi miembro en el interior de Paulina.

Yo quería llegar mas adentro, mas y mas, ella movía sus piernas aprisionando mi pene en su mojadísima vagina, mientras que yo seguía metiendo y sacando, metiendo y sacando ... llegamos a una posicion en que ella se estaba agarrando los tobillos con las manos, ella tenía las rodillas pegadas a sus hombros dándome una mayor libertad de continuar mi rutina con un inmenso placer, pues el interior de su vagina aprisionaba a mi miembro de una manera tan deliciosa que yo encantado trataba de metrle lo mas que podía mi durísimo pene. Continuamos en esa posición hasta que Paulina se cansó, yo estaba tan nervioso que no podía alcanzar el glorioso orgasmo, y ahora menos que no estaba adentro de Paulina.

Instantes después de que Paulina se recuperaba, se puso a gatas con la piernas un poco separadas, yo me coloqué atrás de ella, con mis manos acariciaba sus pechos colgantes mientras que mi boca recorría su espalda y su trasero, tenía unas nalguitas tan tan ricas, que podría pasarme toda la vida lamiéndoselas.

Pegué mi cadera a sus nalgas buscando con mi pene el ansiado calor húmedo que emanaba de su vagina, de su deliciosa vagina. La penetré de nuevo acariciando sus nalgas, pero esta vez me apretaba mas, mientras yo me movía ritmicamente hacia adentro y hacia afuera sentía como el interior de su vagina consentía de la manera mas deliciosa a la punta de mi pene, que delicia!!! que placer!!! yo seguía y seguía con mi ritmo de mete y saca, mete y saca, mientras que con mis manos buscaba su botoncito, que cuando lo encontré, estaba bastante mojado, con la palma de mis manos sentía su bello pubico mientras que con mis dedos yo jugaba con su botón, sinceramente yo sentía unas cantidades enormes de placer, ya quería terminar, pues sentía grandes cantidades de placer que recorrían desde mi pene, mis testiculos, mis manos, sentía que iba a volverme loco, sentía que iba a estallar.

Ese proceso de mete y saca se me hizo eterno, en eso Paulina me dijo que cambiáramos de posicion, de nuevo se acostó y yo quede arriba de ella, la penetré de nuevo en repetidas veces, yo podía ver como parte de mi miembro se salía y se metía en su vagina, se salía y se metía ... hasta que de repente, ella se puso toda tiesa apretó salvajemente mi miembro con el interior de su vagina, buscaba con movimientos salvajes de su cadera que yo estubiera más adentro, me abrazaba con sus piernas, me embestía con su cadera, con sus manos jalaba mis nalgas para que la penetrara más y más, jalaba mis nalgas, se frotaba el clítoris, las volvía a jalar, se frotaba de nuevo, mi cara que estaba cerca de la suya podía escuchar como su respiracion se agitaba cada vez mas, tomaba grandes bocanadas de aire exhalaba fuertemente, todo, todo al mismo tiempo ... hasta que por fin vino la calma, su vagina soltó mi pene, sus piernas soltaron mi cuerpo, su cadera se relajó, sus brazos quedaron tendidos a sus costados mientras que de su cara bañada en sudor esbozaba una hermosa sonrisa, encantadoramente bella, y yo pues no hacía mas que contemplar aquel cuerpo sin fuerza.

Le di un pequeño beso en su frente y la abrace, nos dimos un romántico beso en la boca y descansamos un buen rato, de los nervios o por las cerveza que me tomé yo todavía tenía la ereccion, provocada desde el baño, pero bueno ya que descansamos se me bajó. Y ya que recuperamos nuestras fuerzas, salimos del lugar con una sonrisa de oreja a oreja e irradiando felicidad nos besabamos cariñosamente en un mundo que veíamos tan hermoso.